noticias y tendencias

Estado de valor agregado

Cada día somos más conscientes de la importancia que tiene la inclusión de las variables de sostenibilidad en las grandes decisiones de inversión, por eso en Cementos Argos desde hace cinco años desarrollamos un modelo que hoy nos permite tomar decisiones informadas y orientadas a hacia nuestro propósito de crear valor.

Hace unos meses Mauricio Cárdenas revelaba cómo el impacto del coronavirus en el mercado había incluido “la corrección más rápida del índice S&P 500 en los registros históricos, mientras que el capital financiero abandonaba inversiones riesgosas y buscaba refugiarse en activos más seguros, los analistas anotaban que los flujos hacia fondos cotizados en bolsa con características ESG, tanto en renta fija como en acciones, habían tenido un mejor desempeño al compararlos “. Esto sin duda ratifica una aceleración en el cambio del cual habíamos sido testigos en la última década y es que, desde el sector privado, se ha visto la necesidad imperante de incluir en sus estrategias de negocio y planes de crecimiento temas como el cambio climático, el manejo de los recursos naturales y la innovación de sus negocios hacia modelos economía circular y producción responsable.


Por eso hoy más que nunca cobra sentido el modelo que como compañía hemos desarrollado durante los últimos 5 años, nuestro Estado de Valor Agregado a la Sociedad (VAS). El cual es una herramienta que nos permite calcular el beneficio neto que le estamos entregando a la sociedad, n ejercicio de transparencia a través del cual rendimos cuentas a nuestros grupos de interés, tomamos decisiones mejor informadas y gestionamos nuestros riesgos y oportunidades asociados a la esfera ambiental, social y económica.

¿Qué es una externalidad?

En Argos, los procesos que nos permiten producir y comercializar cemento, concreto y agregados traen consigo efectos positivos y negativos, los cuales representan costos y beneficios para la sociedad.


Dentro de las once externalidades evaluadas se encuentran los salarios y beneficios otorgados por la compañía a los colaboradores, los intereses y dividendos, el desarrollo del talento, la salud y seguridad nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, los materiales y combustibles alternativos que utilizamos con el fin de sustituir materias primas y combustibles y el consumo de agua, entre otros.

En 2019 el valor que generamos para la sociedad fue 3,8 veces el valor que retuvimos como compañía, es decir, le entregamos a las sociedades donde operamos más valor del que retuvimos como compañía.


El impacto positivo generado por nuestras 3 externalidades económicas (salarios & beneficios, impuestos e intereses & dividendos) fue de 926,4USDM, de los cuales 465,5USDM corresponden a impactos generados por el pago de salarios y beneficios a nuestros colaboradores.


En la dimensión social del VAS (inversiones en la comunidad, desarrollo del talento y SISO) generamos un valor equivalente a 9.006.092USD y en la dimensión ambiental, generamos costos equivalentes a 341.091.983USD. En esta dimensión la externalidad de materiales y combustibles alternativos genera impactos positivos, los cuales fueron de 26.611.675USD.



Archivos
Fecha
Etiquetas
Etiquetas
PIEDAD MONSALVE

Gerente de Comunicaciones
pmonsalve@argos.com.co
(57 4) 3198700

RAQUEL YEPES

Directora de Comunicaciones
ryepess@argos.com.co
(57 4) 3198700 | Extensión: 64318
313 791 6901

Cambio climático

En Argos somos conscientes de la evolución en la criticidad de los efectos del cambio climático en el tiempo, de las medidas impulsadas tanto a nivel global como local, por el sector público y privado para hacerle frente a este desafío de la humanidad, y del papel crucial que tiene nuestra compañía en el sector de los materiales de la construcción en tomar acciones innovadoras, contundentes y sostenidas que favorezcan tanto la mitigación como la adaptación al cambio climático. Asimismo, reconocemos que el cambio climático es una oportunidad para promover e impulsar la construcción sostenible y con ello contribuir a la creación de valor social en las geografías donde operamos.

 

Por eso, a través de nuestra Estrategia de Cambio Climático, nos hemos comprometido a actuar en toda nuestra cadena de valor, mitigando las emisiones directas e indirectas de CO2, generando las capacidades necesarias para la adaptación a sus impactos, e investigando y desarrollando iniciativas para avanzar en soluciones orientadas hacia la captura, almacenamiento y uso de carbono; buscando de esta manera contribuir a la competitividad y al crecimiento resiliente tanto de la compañía como de sus grupos de interés. 

 

Nos hemos adherido junto con las compañías más relevantes del sector de la producción de cemento y concreto del mundo, al Plan de Ambición Climática promovido por la Asociación Global de Cemento y Concreto (GCCA, por sus siglas en inglés) para ofrecer concreto carbono neutro a la sociedad al 2050. 

  • Para la compañía: Mitigar los riesgos relacionados con el cambio climático, generar las capacidades necesarias para la adaptación frente a los impactos de este fenómeno y potenciar las oportunidades derivadas de dicha problemática, a través de la gestión eficiente de nuestras operaciones y la investigación y desarrollo de mejores procesos, productos y soluciones, asegurando la competitividad y la permanencia de la compañía en el tiempo.

 

  • Para la sociedad: Contribuir a afrontar los desafíos derivados del cambio climático mediante el desarrollo de iniciativas de mitigación de emisiones de CO2, enfocadas en el uso de combustibles alternativos, la optimización del factor clínker cemento y la eficiencia energética, además de fortalecer los esfuerzos por generar productos y soluciones innovadoras con características de sostenibilidad que apalanquen las capacidades de adaptación al cambio climático y que contribuyan a una construcción sostenible.

Durante el 2021 construimos la Hoja de Ruta Técnica y Financiera para reducir las emisiones de CO2 y alcanzar la meta planteada al 2030, el resultado de esta hoja de ruta fue la sumatoria de esfuerzos de múltiples departamentos de la compañía que se alinearon con el OKR (Objetive Key Result, por sus siglas en inglés) establecido desde la presidencia y que hizo un llamado a la acción para: “Convertirnos en líderes en la industria en mitigación y adaptación de Cambio Climático en los próximos 3 años”.  

 

Igualmente, se estableció el mandato de hacer seguimiento constante al cumplimiento de las metas de reducción, hacer una revisión cíclica de la vigencia u optimización de los proyectos, y evaluar la inclusión de nuevos proyectos al interior del Comité de Sostenibilidad y Gobierno Corporativo de la Junta Directiva, la Célula de Cambio Climático y los comités de las tres Regionales, todo en pro del cumplimiento de los compromisos adquiridos con nuestros grupos de interés.  

 

A la fecha hemos aprobado las premisas y consideraciones técnicas que movilizan las palancas de reducción de emisiones de CO2 (1), los recursos de corto plazo dentro del CapEx de compañía, así como la reserva interna de los recursos para el mediano plazo (2) (que garanticen la destinación anual de recursos para el cumplimiento de la hoja de ruta).  

 

  1. Dentro de las iniciativas y proyectos que contiene la hoja de ruta técnica y financiera para la reducción de las emisiones de CO2 a 2030 se encuentran considerados:   
    • La continuidad operativa de instalaciones con bajo desempeño en términos de emisiones de CO2, debido a la naturaleza de su tecnología.  
    • La optimización del consumo calórico que depende en las adecuaciones operativas y de infraestructura que le permita de manera homogénea a las instalaciones de Argos ampliar y diversificar su mix de combustibles. 
    • La inclusión de tecnologías de enriquecimiento con oxígeno e inyección de hidrógeno. 
    • La optimización del factor clínker cemento bajo la premisa de diversificación y enriquecimiento del portafolio de la compañía con productos bajos en carbono. 
  2. Las inversiones aprobadas en esta hoja de ruta para reducir nuestras emisiones directas (alcance 1) ascienden a los 52.9 millones de dólares y serán distribuidas así:
    • El 44% del total será invertido en proyectos e iniciativas que optimicen el consumo calórico. 
    • El 40% en proyectos de coprocesamiento. 
    • El 9% en proyectos que viabilicen, dinamicen y mejoren el mix de combustibles para lograr la reducción de emisiones. 
    • El 7% será invertido en iniciativas para apalancar la reducción del factor clínker cemento.

La Estrategia de Cambio Climático guía nuestras acciones en mitigación, adaptación a los impactos del cambio climático e investigación y desarrollo de tecnologías para la captura, uso y almacenamiento de carbono (CCUS, por sus siglas en inglés) permitiéndonos minimizar los riesgos y potenciar las oportunidades asociadas a este fenómeno. Esta estrategia permea toda la cadena de valor y se construyó con escenarios de mitigación de emisiones de CO2, con las posibilidades de optimización de los procesos, y con los análisis de identificación y valoración de riesgos (físicos y de transición) y oportunidades de innovación y crecimiento sostenible que nos trae el sector de los materiales de la construcción.

 

El marco de acción de la estrategia de cambio climático considera: 

 

  • La Gestión de riesgos y oportunidades: La reducción de los riesgos y la potenciación de las oportunidades asociadas al cambio climático. 

 

  • La Innovación: La búsqueda de la innovación permanente. 

 

  • La Financiación verde: El uso de mecanismos de financiación que incluyan criterios de sostenibilidad.

 

  • El Gobierno: Conservando la transparencia en las decisiones y las buenas prácticas de gobierno corporativo.